Cómo auto-cuidarnos

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

11 de mayo de 2020

Cómo auto-cuidarnos

Mimarse es cuidarse con ternura, calidez, comprensión y amor; alegrarse de los propios triunfos, hablarse lindo; valorar las cualidades individuales; observar con auto-compasión los fallos y errores; abrir el corazón; ablandar y suavizar los lugares interiores para que pueda entrar la benevolencia (comprensión y tolerancia). Tener en cuenta los deseos y las ilusiones; hacer pequeñas locuras (incorporar la zona loca o zona de expansión); hacer lo que a uno le da la gana, sin pensarlo demasiado, impulsado por la pasión, el momento, la amistad. Pasear y llenarse de aire y sol; escuchar música que a uno le guste y quizás atreverse a bailarla; estar con amigos; cocinar y comer sano; abrazar, besar y acariciar a quienes queremos; compartir tiempo en familia; darse un baño de azúcares; escuchar a los demás; pedir consejo si te apetece o lo necesitas; estar en mutismo y disfrutar; dormir; cantar; ir en bici a contemplar el mar; cultivar plantas y flores; ver una buena película; leer un libro inspirador; escribir notas sobre un papel en blanco; fabricar sueños, releer nuestros diarios; reír, escuchar el sonido de un violín, un chelo, o un clarinete etc. Existen infinidad de formas de auto-cuidado, que a cada cual le ayudarán a sentirse mejor, éstas son sólo algunas de las que a mí me gustan.

  • ¿Para ti cuáles son, te las has planteado?
  • ¿Cuántas veces al día o a la semana las practicas?
  • ¿Cuánto tiempo les dedicas?

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte IX LA RUTINA

6 de octubre de 2014

Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte IX LA RUTINA

La rutina se produce cuando no pasa NADA que produzca emoción, ¡Qué horror! no podría estar con esas personas que tienen en su vida todo programado, me moriría de un ataque súbito de asfixia. Sin embargo, yo en mi vida tengo hábitos que me dan estabilidad porque me ayudan a vivir de un modo saludable, pero no necesariamente los hago siempre a la misma hora y de la misma forma.

Tanto en la vida de uno como en la vida de pareja es necesario introducir alicientes y novedades, es decir variar los estímulos, en todas las esferas, para mantenernos ilusionados. En eso consiste el arte de convivir en mantener la estabilidad son caer en la rutina: cuando las personas lo hacen todo a la misma hora y de la misma forma, llega un momento que no tienen ganas de hacer nada, porque el exceso de previsibilidad deja de incentivar la ilusión. Entonces, la falta de ilusión por hacer cosas juntos conduce a la falta de ilusión por estar juntos y entonces la rutina alcanza un estado superior: el aburrimiento.

¿Cómo de variados son los estímulos en cada esfera de tu vida?

Publicado en General | No hay comentarios »

Imprevistos

8 de abril de 2010

Hay días como hoy que uno empieza el día con ilusión, que pasea por la playa, luego se va a desayunar al lugar que le gusta, y luego viene dispuesto a trabajar con calma, y una llamada imprevista, le hace cambiar su estado anímico. ¿Qué hacer en estos casos? 

Respirar hondo, permitirse estar preocupado, parar y pensar como vamos a seguir el día… ASI ES LA VIDA

Publicado en Aprender a gestionar las emociones | No hay comentarios »

La rueda de molino

19 de febrero de 2010

Son muchas las personas que me cuentan que su vida se asemeja a una rueda de molino, cuando les pregunto a qué te refieres exactamente, me dicen que su vida siempre es igual, que siempre están en movimiento pero sin ir a ningún lado, del trabajo a casa y de casa al trabajo.

Publicado en Aprender a gestionar las emociones | No hay comentarios »

¿Cómo cambiar al otro?

21 de enero de 2010

Maldita ilusión la del que se plantea querer cambiar al otro. ¿Y eso cómo se hace, incluso me lo preguntan a mi?

Mi primera reacción es risa… aún existen seres humanos que crean que pueden cambiar a los otros. ¿Por qué quieren hacerlo? suelen contestar cosas como que así no les encaja, que no es suficiente. Entonces yo les pregunto, ¿oye, y tú, eres suficiente para ellos? ¿se lo has preguntado alguna vez?, o es que tú te crees Dios.

Publicado en Relaciones y amor | No hay comentarios »