Si no visualiza correctamente este mensaje, click aquí
Pack Emociones + Pasión   Comprar Ahora
Comprar Ahora   Comprar Ahora
Compartir:
Las distintas miradas
Boletín 85 - 11 de Julio del 2017
Maryam Varela “La envidia es una declaración de inferioridad”. Napoleón.

La vida es una aventura extraña, a la vez que fascinante. Es un camino de descubrimiento en el que uno se creé que va sólo, y en cierto sentido así es, pero en realidad siempre están ahí los ojos del otro que miran con admiración, aprobación, aceptación o cierto recelo.

Miradas que, en ese andar, necesitamos aprender a gestionar para evitar enemistades o protegernos de ellas o templar nuestro propio ego para que no se pavonee como un pavo real.

Realmente los ojos de los que nos aceptan y nos aprueban no presentan problema alguno, surgen de la auto confianza del que mira. Son miradas de respeto, tiernas, de amor incondicional, del "como tú seas está bien para mi". No tienen cortapisas, ni críticas mal llamadas constructivas.

Las distintas miradas

En cambio, hay dos miradas que hemos de saber gestionar:

  1. Las miradas de admiración, las que nos suben a un pedestal, nos vanaglorian, hablan maravillas de nosotros, nos regalan la oreja y nos dejan al modo de Narciso mirándonos al espejo. Esta manera de mirarnos nos aleja de nuestra humildad y nos alimenta el ego hasta hacernos engordar. Nos sacan de nosotros mismos, de nuestra esencia (con fortalezas y debilidades), nos convierten en reales siendo unos meros pavos.

  2. Las miradas de recelo, de estas es de las que más hay que protegerse. Son fruto de la envidia. El acertado llamado "mal nacional". Son miradas críticas, destructivas, de colmillo afilado, ya que las empaña el deseo de tener lo que tú tienes sin luchar ni pelear por ello.

Hoy en día los dueños de estas miradas aprovechan cobardemente las redes sociales para decir lo que jamás se atreverían a decirnos a la cara. Deciden sin ninguna auto-crítica, con cero nivel de consciencia, que no somos actos para ser sus amigos porque consideran que no estamos a su altura.

Si lo pensamos un poco, pese al dolor inicial de la ofensa que este acto de borrado o bloqueó nos produce, es real. Claro que no estamos a la altura de pseudo-amistades, de movimientos interesados, de no respetar la esencia del otro, de odiar, destruir y sentir rencores. Nuestra altura es otra, es la del amor, la de la tolerancia verdadera sin baños políticos, la de la belleza de lo que nos diferencia, la de la lucha por lo que queremos, la de la paciente espera.

Miradas a las que sólo se las puede combatir con la actitud neutral y pacifista de quién no quiere entrar en guerras que no le atañen, que no le vinculan, que no son suyas sino que tienen que ver con la beligerancia interior de quien las pelea.

NUEVO PROYECTO:
Encuentra tu pasión con Maryam Varela


Encuentra tu pasión con Maryam Varela

Te ayudaré a encontrar o recuperar tu pasión.
Visita: https://encuentratupasion.es


maryam@elmundodelasemociones.com Llámame hoy 609840078 o escríbeme un correo electrónico a maryam@elmundodelasemociones.com. Te puedo ayudar.

¡Enhorabuena! Ya has dado el primer paso que te llevará a tu objetivo.

Síguenos en Facebook Únete a elmundodelasemociones.com en Facebook.
LinkedIn Únete a mi red de contactos en LinkedIn.

 
Para suscribirse al boletín haga click aquí.
 
Counselling Inteligencia Emocional Libros Talleres