La balanza del dar y tomar

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

26 de marzo de 2020

La balanza del dar y tomar

Todo lo que haces a los demás, te lo haces a ti mismo. (Erich Fromm).

Creo que este puede ser un confinamiento especial para reflexionar sobre la reciprocidad de la vida: recibimos aquello que emitimos. La energía que ha sido desprendida desde el afecto y la bondad siempre regresa, llega en el momento, y a veces en el lugar, menos esperado y de las personas más insospechadas. Por el contrario, cuando hemos sembrado nuestro medio emocional de violencia o contaminación tóxica, padecemos las consecuencias de la desazón, la iracundia y el tormento.

La balanza del dar y tomar

Como claramente queda reflejado en esta historia, ambas energías están en nuestras manos, libres somos de elegir cuál queremos sustentar:

Una noche un anciano indio cherokee le contó a su nieto la historia de una batalla que tiene lugar en el interior de cada persona. Le dijo: «Dentro de cada uno de nosotros hay una dura batalla entre dos lobos. Uno de ellos es un lobo malvado, violento, lleno de ira y agresividad. El otro es todo bondad, amor, alegría y compasión». El nieto se quedó unos minutos pensando sobre lo que le había contado su abuelo y finalmente le preguntó: «Dime, abuelo, ¿cuál de los dos lobos ganará?». Y el anciano indio respondió: «Aquél al que tú alimentes».

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Cosas que se me ocurren sobre la parejas. Parte IV: LOS DETALLES

21 de septiembre de 2014

Cosas que se me ocurren sobre la parejas. Parte IV: LOS DETALLES

«Los detalles suman y los olvidos restan» y por desgracia lo que resta influye más que lo que suma… Lo que necesita el amor es mucho refuerzo positivo y poco negativo, quien olvida ese principio tarde o temprano paga las consecuencias.

Un amigo banquero me enseño la similitud entre la pareja y la cuenta bancaria. ¡Me parece una gran verdad!: Siempre que abres una cuenta necesitas un capital inicial (el deseo de compartir juntos). A partir de ahí el activo va creciendo en proporción a los ingresos, no a los reintegros. Si cuidas los detalles, dedicas tiempo del bonito y das refuerzos positivos el vínculo se va fortaleciendo, en cambio sí olvidas, buscas sólo los defectos y no cuidas al otro con esmero, el saldo de la cuenta se agota y la relación se arruina.

Qué importante me parece tener siempre en equilibrio la balanza del DAR y TOMAR, pues de la misma manera que no podemos pedir al banco más dinero que el que ingresamos, tampoco podemos pedir a la pareja más amor que el que damos.

¿Cómo anda vuestra cuenta bancaria?

Publicado en Relaciones y amor | No hay comentarios »