Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte IX LA RUTINA

6 de octubre de 2014

Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte IX LA RUTINA

La rutina se produce cuando no pasa NADA que produzca emoción, ¡Qué horror! no podría estar con esas personas que tienen en su vida todo programado, me moriría de un ataque súbito de asfixia. Sin embargo, yo en mi vida tengo hábitos que me dan estabilidad porque me ayudan a vivir de un modo saludable, pero no necesariamente los hago siempre a la misma hora y de la misma forma.

Tanto en la vida de uno como en la vida de pareja es necesario introducir alicientes y novedades, es decir variar los estímulos, en todas las esferas, para mantenernos ilusionados. En eso consiste el arte de convivir en mantener la estabilidad son caer en la rutina: cuando las personas lo hacen todo a la misma hora y de la misma forma, llega un momento que no tienen ganas de hacer nada, porque el exceso de previsibilidad deja de incentivar la ilusión. Entonces, la falta de ilusión por hacer cosas juntos conduce a la falta de ilusión por estar juntos y entonces la rutina alcanza un estado superior: el aburrimiento.

¿Cómo de variados son los estímulos en cada esfera de tu vida?

Publicado en General | No hay comentarios »

Cosas que se me ocurren sobre las parejas. Parte II: los RITMOS

19 de septiembre de 2014

Cosas que se me ocurren sobre las parejas. Parte II: los RITMOS

No se sí te habrá pasado: ¿Te ha llevado alguien por la vida a paso pulga o corriendo? A mi uno iba tan lento que los días a su lado eran un completo aburrimiento, todo era tan pausado que estabas como en estado de letargo, nunca pasaba nada, nunca hacia nada porque en su boca sola había una frase: «Qué pereza». ¡Con lo bonita que es la vida, como a alguien le puede dar pereza vivir!

Lógicamente salí por patas tan desaforada que sin darme cuenta me junte con uno que iba en patinete, todo lo hacía corriendo, como si la vida fuera un maratón. Me tenía tan agotada que un día me plante, ya casi con la lengua fuera y sin suela en los zapatos, y pregunté: “¿A dónde vamos con tanta prisa?” Se me quedo mirando y me dijo: «A vivir» y yo que soy súper John Lenon (adoro el mensaje y la melodía de Imagine) le dije: “yo me quedo aquí porque para mí la vida es lo que me está ocurriendo mientras tú estás haciendo una carrera.”

A partir de entonces aprendí que los RITMOS también son muy importantes en la pareja: Cuando una persona corre y el otro anda no se encuentran, cuando uno lo hace todo rápido y el otro lento tampoco, cuando uno tiene prisa y el otro nunca, cuando uno es nocturno y el otro diurno, se mueven a distintos ritmos y no pueden compartir ni convivir. Es como moverse en diferentes dimensiones.

¿Compartís ritmos semejantes?

Publicado en Relaciones y amor | No hay comentarios »