Día 3: «Somos elegantes»

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

14 de agosto de 2017

Día 3 "Somos elegantes"

Ayer después de un desayuno copioso, con huevos, frutas, pan de centeno recién horneado y café «tinto» como aquí lo llaman al puro café colombiano -que rico-, nos fuimos en minibus de regreso a Bogotá, no nos apetecía más pueblo y el tiempo que le habíamos dedicado a Bogotá nos había parecido escaso.

Al llegar al hotel hacía tanto frío que tuvimos que pedir un calefactor; pues aquí es más invierno que verano, la temperatura de noche baja a 9 grados y nosotras, como viene siendo habitual en nuestros viajes, inadecuadamente vestidas: con shorts, vestidos de tirantes y sandalias… Claro todo sigue en la maleta. Gracias que teníamos unos pantalones largos, una cazadora, unos calcetines y unos tenis; que ya están quedando tiesos de tanto ponerlos.

Decidimos ir a cenar a la zona de Inasquen, preguntamos en el hotel por un restaurante agradable y nos recomendaron dos, uno muy elegante y otro de diario. Al unísono exclamamos que NO, uno elegante no. La recepcionista nos contestó, no se preocupen pueden ir así, no van mal. Espontáneamente exclame: NO, no, hoy no, pero «nosotras somos elegantes.» Cuando me miró a los pies me entró un ataque de risa, estábamos como para hablar de elegancia.

La zona de Inasquen es encantadora, esta llena de restaurantitos pequeños entre callejuelas donde pasear. En general en Bogotá hay muchas zonas para el paseo, me sigue encantando esta ciudad.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario