Día 7 – Viajando en AVE por China

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

2 de septiembre de 2019

Día 7 - Viajando en AVE por China
Desayunamos y nos fuimos rumbo a la estación para coger el tren, 7 horas a XIAN, pues nos apetecía ver como eran los trenes aquí y ver un poco el paisaje. A esta zona no llega el alta velocidad pero si unos trenes bastantes razonables, con servicio de venta de bebidas. Los chinos van tranquilos con sus móviles o jugando a las cartas, el nivel de ruido es razonable, ni mejor ni peor que en España. Vamos pasando por ciudades de altos edificios y campos rodeados de montañas. Hoy, por primera vez, hace un día gris.

Algo que nos lleva sorprendiendo todo el viaje es que los chinos todo, absolutamente todo, hasta las limosnas, lo pagan con teléfono, aunque sea un euro. Como hubo un asunto de falsificación de billetes, aquí casi nadie ya usa el dinero.

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Día 14: Narita maratón

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

23 de agosto de 2016

Día 14: Narita maratón

Hoy nos levantamos temprano para llegar con calma al aeropuerto. Teníamos que coger un cercanías y luego un tren exprés al aeropuerto. Salimos del apartamento a las 8. Hora punta nipona. Ya en el trayecto a la estación veíamos a todo el mundo a paso rápido. La entrada en la estación era un corre caminos.

Pasamos con éxito el primer tramo. Ahora teníamos que hacer transbordo al Narita exprés, la velocidad de la gente era aún mayor que en la otra estación, cruces en zigzag por mil salidas, si te parabas te arrollaban. Nosotras las únicas occidentales en medio de aquel tumulto. Respiramos hondo y cogimos siguiendo la señal del avioncito (una de mis señales preferidas en cualquier parte del mundo, incluso en la M30 de Madrid. Me ha sacado de más de un apuro) con la lengua fuera llegamos al andén en el momento que el tren iba a salir, con un salto de pértiga maleta en mano cogimos el tren. Una hora de trayecto y llegamos al limpio e inmaculado Aeropuerto de Narita.

Algún día escribiremos un relato de cómo sobrevivir en los viajes sin mirar guías y seguir horarios, sólo a golpe de potra.

Dejamos Tokio con lluvia torrencial y el tifón merodeando. Ahora nos vamos a Milán a cenar con mi querido amigo Marco y poder descansar un poco antes de llegar a Madrid.

Sayonara Japón, volveremos.

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Día 11: Hakone adventure

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

20 de agosto de 2016

Día 11: Hakone adventure

Hoy salimos de Tokio sobre las 10 de la mañana con destino a la gran aventura del viaje: monte Fuji, ya sin ticket para el tren bala (Shinkansen). Cogimos primero el metro, luego un tren local, luego un tren de montaña estiló suizo que nos fue llevando monte a través y finalmente un autobús, al final después de unas cuantas horas, mejor no contar, llegamos a nuestros Ryokan (un spa japonés con baños termales de aguas sulfurosas).

La entrada fue triunfal: después de quitarnos los zapatos, nos pasaron a una salita en la que había una balda con dos marcas oscuras y una especie de apoya pies en el suelo, sin dudarlo nos sentamos en las marcas oscuras y pusimos los pies en esos cojínitos. Cuando llego la mándame Japo nos indicó que nos sentáramos donde habíamos puesto los pies. Al sentarnos nos pusimos mirando a la pared y nos volvió a pedir muy amablemente que nos sentáramos al revés mirando el jardín. Entonces nos abrió las carpetitas marrones (donde nos habíamos sentado) para hacer el check in. Fue tal la paletada que nos dio tal ataque de risa que casi no pudimos disfrutar la taza de té y el dulce de recibimiento.

Luego nos acompañó a nuestra habitación, toda de tatami, súper al estilo de aquí. Después de descansar un poquito nos dedicamos al dulce placer de cuidarnos: baño termal, agua fría, baño termal, duchita, cremitas, mascarilla… Y luego cena picnic en la room, eso sí vestidas de kimono.

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Día 9: Takayama – Tokio (barrio de Asakusa)

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

18 de agosto de 2016

Día 9: Takayama - Tokio (barrio de Asakusa)

Volvimos a desayunar en El café Don, hoy ya nos recibieron como auténticas clientas, nos dieron la mejor mesa del lugar y nos amenizaron con música de jazz, un disfrute para los sentidos.

De ahí nos dirigimos al mercado local, donde los campesinos venden sus pequeñas producciones de tomate, melocotones, berenjenas, calabazas y calabacines diminutos, modelo bonsai. También había artesanía hecha por ellos. Nos encantó conocer este Japón rural, que personalmente ni imaginaba que existía.

Partimos hacia Tokio ya con dominio: con lugar reservado, revisor llevándonos hasta el mismo vagón y sabiendo donde dejar las maletas para no cargar con ellas. Es una pena que hoy nos caduque el pase, Japan Raíl, porque ya nos habíamos vuelto maestras de la técnica.

La llegada a la estación de Tokio fue una locura, gente corriendo por todas partes, miles de señales, la mayoría en Japo… Aún no se ni como sobrevivimos, que estrés y que locura de corre que te corre. Decidimos probar el metro que aún no lo habíamos hecho… Un poco viajecillo pero muy bien comunicado con todo. Llegamos al hotel en Asakusa (el barrio más antiguo de Tokio) de nuevo habitación diminuta, ya le estamos también cogiendo el hilo a esto de tamaño (definitivamente el tamaño importa).

Asakusa es como la puerta del sol y la calle mayor, de mucho turisteo, nada que ver con Ginza (barrio de Salamanca) donde fuimos al principio, pero queríamos conocer diferentes barrios.

La cena hoy ha sido más modesta: pizza y vino; con el brexit hemos tenido que ajustar el presupuesto. También tiene su punto eso de estar reajustándonos jajaja…

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte VII LA PRESENCIA

1 de octubre de 2014

Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte VII LA PRESENCIA

Por circunstancias de la vida, hoy viajo mucho en tren, y he de confesar que me encanta; si ya los viajes me inspiran, el tren ME PONE, al tran tran; hace volar mi imaginación y me ayuda a escribir, me divierto y disfruto mucho.

Desde muy niña me encanta observar a las parejas, creo que desde que tengo uso de razón lo estoy haciendo. Si te soy sincera, que lo soy, la mayoría no me convence, no me encaja, no me parecen cariñosas ni nada amorosas: se aburren, se hablan mal, discuten y se faltan el respeto; a veces tengo la dicha de ver alguna bonita, me puedo quedar horas mirándola para aprender a crear esos preciosos vínculos entre los que distingo tres ingredientes fundamentales: MARAVILLOSA EDUCACIÓN, GRANDÍSIMO RESPETO y DOSIS ALTAS DE MUESTRAS DE CARIÑO.

Para desarrollar esa sentida complicidad hace falta estar presente, es decir que los momentos que estés con tu pareja estés realmente AHÍ en cuerpo, corazón y mente. Lo cual a veces no es fácil, a algunos les cuesta desconectar de su trabajo y están contigo de cuerpo presente… como siempre digo, hace tiempo que deje mi adicción por los muertos vivientes. Con lo que, dime, sí no estás ¿qué sentido tiene compartir contigo?

¿Cómo de presenté estas TÚ cuando estas con tu pareja?

Publicado en Relaciones y amor | No hay comentarios »