Un Humanismo Planetario para Nuestro Siglo de Edgar Morin

8 de junio de 2014

Es necesario plantear un “humanismo planetario” que propugne por la protección y promoción integral e integradora del ser humano en su conjunto así como el de su entorno; que haga posible un desarrollo, social, personal y de la especie sostenido, es decir, un desarrollo que dé solución a las necesidades de los seres humanos que hoy viven en el planeta y que por ello no comprometa la solución de los problemas de las generaciones que vendrán, por el contrario, que potencie y facilite las soluciones a los problemas que se puedan presentar a las generaciones futuras.

Un “humanismo planetario” que permita el desarrollo pluridimensional del ser humano. Considerado éste desde la dimensión física, la dimensión biológica que incluye la dimensión ecológica, la dimensión psíquica, la dimensión social que conlleva la dimensión cultural y la dimensión trascendente, como impulso permanente a la superación humana incluida la longevidad así como la superación de la vida misma del ser humano.

De ahí, que es necesario re-crear la Utopía, re-plantear el sueño, que no por ser sueño no es real y que no por ser sueño deja de jalonar el futuro. La realidad es una construcción en la cual la fantasía y la imaginación, que se construyen en interretrorrelación con lo externo, juegan un papel esencial en el proyecto y concreción de la vida de los hombres.

Hoy  se hace necesario redefinir un proyecto social que retome los logros de las visiones “utópicas” y “científicas” de las sociedades del pasado pero actualizándolas a la altura de los logros de las ciencias de hoy, en donde entendemos la ciencia como una construcción social permanente en la que los intereses sociales se manifiestan y en este caso se deben manifestar los intereses de la mayoría de la especie; que integre los intereses de la persona humana y la sociedad, que respete y promueva la vida del ecosistema en su conjunto.     

Hoy, si queremos salvar la humanidad, es necesario refutar el neoliberalismo y por consiguiente evitar la catástrofe que cada día se profundiza y se radicaliza más, por eso se hace necesario crear a contracorriente una nueva visión de la sociedad, un humanismo planetario, que rescate al hombre en su pluri-dimensionalidad e integralidad, que haga ver a cada uno de los seres humanos que el fundamento de su vida no es el egoísmo y el solipsismo sino el compartir, que el fundamento de la existencia está en la co-existencia y que el fundamento de su vivir está en el con-vivir.

Hoy, en el humanismo planetario, debemos  recuperar el sentido del amor. Debemos redefinir la vida de nuestra sociedad en función de la complejidad de este concepto, concepto que a pesar de haber sido tan denostado y despreciado, resume de una forma más real, dinámica y compleja el origen, el fundamento y la finalidad del hombre. Que lleva a la persona humana a reconocer, respetar y promover al Otro y mediante este proceso a encontrarse, realizarse y darle sentido a su existencia a través del Otro.

Hoy, es necesario un humanismo planetario que sirva como base y a su vez promueva el consenso sobre un nuevo tipo de sociedad más humana, en la cual las relaciones humanas se naturalicen y la naturaleza humana se socialice.

Pero para esto se hace ineludible que se promueva una nueva educación en la que el educador se eduque, ya que la sola repartición de las riquezas sociales, sirve para propiciar las condiciones de una sociedad mejor pero no para realizarla, de ahí que la redistribución de la riqueza sea “condición necesaria pero no suficiente”, para esto se hace ineludible la educación de la persona humana. Una educación que se fundamente en una visión ética que parta del hombre y vuelva al hombre, en su ámbito personal, social y de especie, que vea al hombre como principio, camino y fin del proceso.

El Humanismo salvaguardará el destino humano de todas estas catástrofes.

Publicado en Cómo ser feliz | No hay comentarios »

Madre Teresa

1 de agosto de 2011

Como personalmente me dijo la madre Teresa de Calcuta alguna vez:

«En los países occidentales nadie muere de hambre y ni siquiera abundan los pobres como en la India… pero existe otra clase de pobreza, la del espíritu, que es mucho peor. La gente está insatisfecha con lo que tiene, les aterra el sufrimiento y eso les lleva a la desesperación. Es una pobreza del alma, una sequedad del corazón que resulta mucho más difícil de remediar…»

«El siglo XX ha estado marcado por el consumo, el ser humano entendió «éxito» como «tener», «eres lo que tienes». Hoy, ya en otro siglo, el hombre se siente vacío y busca nuevas sensaciones constantes, pero no se trata de eso, se trata de reencontrarse con el sentir «volver a ser», renacer como «Ser Humano».

Publicado en Vídeos interesantes | No hay comentarios »

Positiva lo que piensa

26 de agosto de 2010

¿Eres consciente que sólo puedes pensar una cosa a un tiempo?

Me da igual que seas hombre o mujer, en esto no estamos hablando de mono ó multi-tarea, estamos hablando de que el ser humano sólo está capacitado para pensar una sóla cosa a la vez.

Lo bueno que tiene es que si estás pensando en negativo, tu mismo/a lo puedes cambiar por un pensamiento positivo, y como no se puede pensar dos cosas a la vez, estarás contribuyendo a cambiar tu forma de pensar.

Pruébalo.

Publicado en Estima | No hay comentarios »

La mediocridad

23 de abril de 2010

Cuándo el ser humano no se atreve a vivir la vida que quiere, critica la vida de los demás, para sentirse mejor.

¿No sería más fácil, luchar por nuestros sueños, poner a flote nuestras pasiones?

Publicado en Estima | No hay comentarios »

¿Cómo cambiar al otro?

21 de enero de 2010

Maldita ilusión la del que se plantea querer cambiar al otro. ¿Y eso cómo se hace, incluso me lo preguntan a mi?

Mi primera reacción es risa… aún existen seres humanos que crean que pueden cambiar a los otros. ¿Por qué quieren hacerlo? suelen contestar cosas como que así no les encaja, que no es suficiente. Entonces yo les pregunto, ¿oye, y tú, eres suficiente para ellos? ¿se lo has preguntado alguna vez?, o es que tú te crees Dios.

Publicado en Relaciones y amor | No hay comentarios »