Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte XIII CEDER vs CONCEDER

11 de octubre de 2014

Cosas que se me ocurren sobre la parejas: Parte XIII CEDER vs CONCEDER

Toda mi vida he escuchado eso de “Hija si estás en pareja vas a tener mucho que ceder”. Guau desde niña aquello me resonó extraño y nada apetecible, con lo que creo que nunca me doblegué jajaja y siempre he tenido estupendas y afectuosas relaciones, cada una en su lugar y en su momento.

El otro día entendí que es lo que hago frente a lo que me decían que hiciera: YO CONCEDO, no cedo.

Ceder tiene que ver con disminuirse, rendirse, mitigarse. Es decir que cuando cedes renuncias a algo, lo que te hace sentir mal contigo mismo y con el otro, crea incongruencia y empobrece la personalidad (i.e.: hacer algo que no quieres por temor al que al otro le siente mal). Los que ceden constantemente por conservar a su pareja, pierden la seguridad en sí mismos y los atributos especiales de su personalidad, y al final dejan de ser atractivos para su pareja.

En cambio, conceder tiene que ver con otorgar, proporcionar, hacer a merced, es por tanto un ejercicio de madurez que uno hace por el otro (i.e.: hacer algo porque sabes que al otro le gusta o le ilusiona mucho; el hecho de verle contento te alegra a ti también). Estos conservan su atractivo, refuerzan su estima y contribuyen a tener un buen clima en la relación.

¿Cedes o concedes?

Publicado en General | No hay comentarios »

Controla tus reacciones a las circunstancias

28 de enero de 2012

La vida está llena de inconvenientes. Siempre habrá interrupciones y personas difíciles.

No podemos controlar todas nuestras circunstancias, pero podemos controlar nuestras reacciones. He oído decir que la vida es un 10% lo que a uno le sucede y un 90% de cómo responde a ello. Ninguna circunstancia puede quitarte tu paz. Una interrupción no puede quitarte tu entusiasmo. Tú tienes que entregarlo. La próxima vez que te veas tentado a estar molesto y frustrado, hazte la pregunta ¿vale la pena renunciar a mi poder, de todos modos? la vida es demasiado corta para estar molestos y ofendidos. Si permites que tus circunstancias controlen tu gozo, siempre habrá algún motivo para estar desalentado.

Publicado en Aprender a gestionar las emociones | No hay comentarios »