Día 15: Desayuno en Milán y striptease en la estación

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

24 de agosto de 2016

Día 15: Desayuno en Milán y striptease en la estación

Preciso reencuentro con Marco, pese a llevar dos años sin vernos, parecía que había sido ayer. Nos llevó a cenar al 10 Corso Como, un precioso restaurante tienda, propiedad de la directora de Vogue Italia que nos encantó. Como me gusta tener amigos en cada puerto. Es algo tan especial.

Dormimos unas horitas y por la mañana nos fuimos a coger el tren para el aeropuerto. Llevaba una falda larga que se enrollo con la escalera mecánica. Sabía que era peligroso. Tiré de ella en vano así que, sin dudarlo allí mismo, ante todos me la quite, y seguí bajando.

Corriendo me fui a un banco, así en braguitas y le pedí a Isa que me sacara un pantalón de la maleta. Todo bajo los efectos de un ataque de risa. Parecíamos dos locas en apuros, si llega a ser de noche lo achacarían a una borrachera. Cuando la situación estaba controlada, una italiana que había sido espectadora me dijo: «ha estado fantástico» Tenía razón hubiera sido un fantástico sketch para vídeos de primera.

Y como en este mundo siempre hay gente buena dispuesta a ayudar, luego vino un indio y me dio la falda que había podido sacar a base de tirar.

Y ahora ya estamos en casa… Welcome home.

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Rutina laboral letal

14 de marzo de 2010

Corremos, corremos, corremos, en un mes podemos viajar Madrid, Santo Domingo, Milán, San Sebastián, Barcelona… cuando nos metemos en la cama ni siquiera sabemos donde estamos.

Publicado en Cómo ser feliz | 1 comentario »

Viajes de trabajo

13 de marzo de 2010

A mi entender los viajes de trabajo solo son un rollo. Acabo de regresar de Milán y definitivamente no me gustan: vuelas a un lugar que no ves, te metes en un hotel impersonal donde comes, cenas y duermes sola (salvo que te busques un ligue, que para algunos siempre es una opción), te reúnes, te vuelves a reunir, te vas del país con la maleta y el ordenador al hombro, y realmente casi no sabes donde has estado.

Publicado en Estima | 1 comentario »