Gestionar la sobreinformación

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

25 de marzo de 2020

Gestionar la sobreinformación

Llevamos varios años queriendo aprender a lidiar con los excesos de información, tanto que andamos con las mentes saturadas, cansadas y con altos niveles de ansiedad. Cada vez que abrimos el email tenemos un sin número de noticias o referencias por leer. Cuando una jornada decidimos dedicarla a ponernos al día, de nada vale, pues al día siguiente todo vuelve a empezar, otros 100, 200 o incluso 1000 emails nuevos, es un círculo vicioso que no acaba nunca.

Ahora para colmo se mezcla, con el sensacionalismo de los medios y los alarmantes mensajes de WhatsApp que nos están generando muchísimo estrés.

Sin embargo, algo siempre está en tu lado, tú decides lo que quieres hacer, ver y leer;

  • ¿Cuál es tu pensamiento estresante? Piensa en esos pensamientos que se inician con un «tengo que…» o «debería hacer…».
  • ¿Cómo podrías cambiar esta afirmación?: una vez señalemos el pensamiento que nos genera el malestar, podemos darle una vuelta para que no nos provoque una respuesta negativa.
  • ¿Cómo puedes dosificar la consulta de información?
  • ¿Qué fuentes eliges consultar?

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Día 9 – Redecorando la habitación

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

2 de septiembre de 2019

Día 9 - Redecorando la habitación

De nuevo hoy ha tocado coger un avión temprano, no se porque casi todos las líneas domésticas parecen salir a eso de las 6 de la mañana, lo que conlleva levantarse a las 4 para ir al aeropuerto, ya hemos mecanizado el sistema y en 20 minutos estamos listas. En el avión dormimos lo que pudimos y en el mismo destino desayunamos para coger energía para el resto.

Como todo esta también organizado, y apenas nos hemos topado con ningún turista, en el mismo aeropuerto nos salen a buscar de información para explicarnos las opciones para llegar el siguiente destino Yangshuo. Como de costumbre decidimos ir en bus con los locales, al llegar a la destartalada estación de autobuses, nos dimos cuenta que no llevábamos anotado el nombre en chino, lo cual es una odisea en este país. Como pudimos hablamos en lenguaje de signos con la azafata del autobús, y muy resuelta nos llamó al hotel y nos enviaron un taxi para venir a recogernos. Bingo, en este viaje parece que tenemos todos los signos a nuestro favor.

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »