La habitación del EGO

23 de febrero de 2013

Protegemos nuestro corazón con una armadura compuesta por viejos hábitos de alejar el dolor.

Cuando empezamos a inspirar el dolor en lugar de rechazarlo, empezamos a abrir nuestro corazón a lo indeseado. Y cuando nos relacionamos de esta manera con los aspectos no deseados de nuestra vida, la habitación asfixiante del ego empieza a ventilarse.

Asimismo, cuando abrimos nuestros corazones cerrados y dejamos ir las cosas buenas -las irradiamos, las compartimos con los demás- esto también invierte la lógica del ego, es decir invierta la lógica del sufrimiento.

Publicado en Estima | No hay comentarios »

Seguimos con la primavera y el orden

1 de abril de 2010

Que tal si ahora que es primavera nos dedicamos cada día a una habitación, analizamos todo lo que requiere reparación, todo lo que ya no nos gusta y la redecoramos.

Publicado en Cómo ser feliz | No hay comentarios »