Imprevistos

8 de abril de 2010

Hay días como hoy que uno empieza el día con ilusión, que pasea por la playa, luego se va a desayunar al lugar que le gusta, y luego viene dispuesto a trabajar con calma, y una llamada imprevista, le hace cambiar su estado anímico. ¿Qué hacer en estos casos?

Respirar hondo, permitirse estar preocupado, parar y pensar como vamos a seguir el día… ASI ES LA VIDA

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario