Comunicación Digital

Comunicarse con la generación Net:
comunicación digital

¿Cuántos se han planteado que su forma de comunicación quizás no se adapta a la nueva generación de la era digital, a la Generación Net, acuñada por Don Tapscott en su libro “Creciendo en un entorno digital”, a los nacidos desde 1981, que demandan formas distintas de vida y sobre todo una verdadera revolución laboral? Pero ¿Quiénes son la generación net? Los que están dirigiendo la revolución digital en el escenario de network. Los que crecieron junto a la computadora desde la infancia y tienen literalidad digital. Los jóvenes actuales, muy creativos y menos estereotipados. La Generación Net es una de las más preparadas de los últimos tiempos. La generación acostumbrada al flujo acelerado de la información.

Quizás todavía muchos estáis planteando como meterles por el aro, como conseguir que se adapten a las normas, pero piensa ¿para qué? Si las normas, las formas de entender las jerarquías, el poder, el liderazgo se han quedado obsoletos. Si está generación va a dominar el siglo XXI. Te guste o no.

Qué tal si empezamos a plantearnos como comunicarnos con ellos, como entenderles, como aprender a tratarlos para no quedarnos fuera de este cambio de civilización en el que está metido el mundo, en esta época que va a una velocidad sin precedentes, a la que hemos de subirnos si queremos seguir estando ahí.

¿Realmente se comunican de forma diferente?

SI. Manejan «otros lenguajes»; es decir, otros conceptos. De alguna manera ellos están exigiendo el cambio y el desarrollo social de otras generaciones: prefieren usar los programas de mensajería más rápidos.

Se comunican recíprocamente, no unilateralmente. Es decir que no se conforman con mirar una pantalla, ellos en todo quiere poder participar de una forma activa, como se han acostumbrado a hacer en Internet. No te olvides que ellos se mueven magistralmente en la red. Lo mismo ocurre a la hora de aprender, ellos aprenden mejor si se les hace participar activamente. Se comunican de forma horizontal, dan poco valor a las jerarquías y no admiten actuar a su merced: no piden permiso, informan. Buscan ser tratados con autenticidad y como iguales, porque además son conscientes que el que hoy tiene el poder es el que tiene acceso al conocimiento, y ellos lo tienen. Se comunican sin problemas a través de las redes sociales ¿y tú?

Se comunican utilizando los medios electrónicos a su alcance: videoconferencias, cámaras Web, correos de voz y otros recursos electrónicos. Además son multitarea, están acostumbrados a trabajar y a realizar varias tareas de forma simultánea, siempre tienen abiertas varias ventanas de trabajo al mismo tiempo: funcionan dentro del modelo JUST-IN- TIME.

Se comunican abierta y directamente, quieren que sus jefes sean siempre transparentes, que no caigan en el exceso de diplomacia, que vayan directamente al grano, como se hace en la Web. No quieren oír hablar de marcas, lo jóvenes actuales con lo que se identifican con proyectos, trabajan para desarrollarse personal y profesionalmente.

Si quieres llegar a ellos, has de empezar acercarte, aprender sus códigos y sus valores para poder tener armonía, sino sin darte cuenta te habrás quedado fuera de mercado. Recuerda, su valor fundamental es la libertad, por eso dan tanta importancia a la autonomía y a la autenticidad.

En definitiva, HACEN LO QUE QUIEREN, CUANDO QUIEREN Y COMO QUIEREN. Ellos van a ser el futuro, van a ser el cliente interno y externo, ¿crees que puedes seguir rechazando sus necesidades?:

«Nosotros, los adultos, no entendemos que el mundo ha cambiado. Los jóvenes de hoy día nos retan porque tienen el poder para retarnos. El poder viene del acceso continuo que ellos tienen a la información y el conocimiento. La tecnología, el Internet, el Cable TV y el mundo globalizado les da un poder a los jóvenes de hoy día que no existía antes. Hoy día, un niño de 15 años sabe muchas más cosas de lo que sabía un ‘baby-boomer’ a los 30 años. La generación «Y» está en posición de retar, no por indisciplina, sino porque se ha criado con un conocimiento que le da poder», manifestó Julio A. Fonseca

Ahora bien, si cada profesional sigue metido en la caja de las premisas de su generación, no hay nada que hacer, pues así nunca nos entenderemos. Tanto unos como otros debemos al menos poner ojos y oídos a nuestras cajas para poder ver el mundo con la perspectiva del otro, para poder salir de nuestro campo de influencia y entender el mundo con el prisma de la otra generación, se trata de estar en sintonía, de estar presente en el mundo que nos ha tocado vivir, no sólo de cuerpo sino también de mente. Se trata de ver con ojos nuevos: ¡Curiosea como un niño, siempre puedes aprender cosas nuevas!