Ser el núcleo de tu mundo

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

4 de abril de 2020

Ser el núcleo de tu mundo

Si hay alguien va estar contigo todo el tiempo, ese alguien eres tú.

Quien renuncia a ser el núcleo de su mundo, alguien le conquista. Entonces, cederá a otro el papel principal y dejará de ser el protagonista para vivir a merced de lo que ese otro le permita. Este estado de dependencia, de espera a que sea el otro el que nos reconozca, nos valore, nos haga sentir bien, no convierte en una media naranja, pudiendo ser una naranja entera.

  • ¿Te animas a comenzar el viaje de auto-descubrimiento?

EJERCICIO: Tu carta de amor.

Escríbete a ti mismo una carta de amor, diciéndote palabras bonitas, tiernas, sentidas. Valorando tu propia identidad, celebrando tu experiencia vital y los logros obtenidos. Una vez redactada, dirígete a correos y envíatela. El día que la recibas, vuelve a leerla solemnizando el momento como si fuera sublime.

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Viviendo una vida sin certezas: Gestión de la incertidumbre

1 de abril de 2020

Viviendo una vida sin certezas: Gestión de la incertidumbre

Autora: Maryam Varela, experta en Inteligencia emocional y colaboradora de La Salle IGS.

Vivimos tiempos íntimos, intensos, muy alejados de nuestras certezas, de nuestra cotidianidad. Sentimos mucha ansiedad al tener que manejarnos en este nuevo espacio de incertidumbre, no nos sentimos cómodos entre tanta vacilación, creemos que nos falta «nuestra vida», y no nos estamos dando cuenta que esta es la vida ahora.

«Uno nunca sabe lo que va a suceder. Y es hermoso que uno nunca lo sepa. Si fuera predecible, no valdría la pena vivir la vida. Si todo fuera como te gustaría que fuese y si todo fuera una certeza, no serías un hombre, serías una máquina. Sólo existen certezas y seguridades para las máquinas». Osho.

Personalmente pienso que lo que nos está sucediendo no es algo casual. Jung hablaba de la «sincronicidad», de cómo las cosas ocurren por algo, de cómo todo pasa por una razón y se da sólo cuando llega el momento justo. En la actualidad, estamos en una coyuntura muy importante de cambio, de dolor. La humanidad entera está sufriendo, pero quizás no somos plenamente conscientes que, como ha ocurrido en tantas otras épocas históricas, que es justo ese gran dolor el que está movilizando el cambio, es efectivamente el elemento transformador del que puede surgir algo nuevo. Todo sufrimiento nos prepara para tener una visión distinta de las cosas, de la vida, de la propia realidad.

El ser humano, ahora, necesita dejar de responder al ingente número de estímulos al que estaba acostumbrado. Ahora ha de parar la mente efervescente para dedicarse a decidir su propia vida. La herramienta más útil en estos tiempos es apostar por crecer como seres humanos, son tiempos maravillosos para empezar a aventurarnos en este camino, para vivir con mayor consciencia e introspección.

En ese «QUÉDATE EN CASA» la vida nos presenta una oportunidad de explorar un nuevo mundo que hay dentro de nosotros, de echar el ancla y silenciarnos, de mirarnos hacia adentro, de cuestionarnos quienes somos y a donde vamos para poder darle un verdadero sentido a nuestra vida.

En este proceso de crecimiento, pasaremos por 3 etapas, no importa en cuál estemos, no tengamos prisa, lo importante es vivirlas y aprender de nosotros en cada una de ellas.
Pasamos por 3 etapas:

1. La incertidumbre: sentimos miedo, ansiedad, porque no sabemos qué va a pasar, ni lo que puede ocurrir. Este un sentimiento de desasosiego, de «no caber en nosotros», de preocupación, de estrés y hasta incluso pavor, es el que nos ha llevado a comprar movidos por el pánico, a estar irritables…

La realidad de hoy es la incertidumbre, nos toca tener claro y aceptar, que está y estará siempre. En verdad siempre ha estado, pero nosotros pensábamos que lo podíamos tener todo controlado. El toparnos con ella tan brutalmente nos lleva a tener que aprender rápidamente a convivir con «la no certeza», con «el no control de nada y de nadie». Por eso en esta etapa lo importante es admitirla como parte integrante de nuestra vida. ¿Y eso cómo se hace?:

Lo primero, es conectar con nuestra emoción presente: el miedo, aceptar que lo tenemos, y que este nos causa problemas de sueños, de comer o beber en exceso, de no poder detener la mente, de enfadamos por las más insignificantes nimiedades etc…. No estamos acostumbrados a manejarnos con esta emoción, hasta ahora pensábamos que tener miedo era cosa de cobardes, de débiles… y nunca lo hemos querido admitir en nosotros. Cuando tener miedo es de personas. Todos lo tenemos. Todos somos seres vulnerables, y justo eso es lo que nos humaniza.
A continuación, necesitamos cuestionarnos qué de lo que nos está ocurriendo, depende de nosotros, si hay algo que podamos hacer, si así es hagámoslo y si no es nuestra responsabilidad, aparquémoslo.

Viviendo una vida sin certezas: Gestión de la incertidumbre

Por último, ahora mira la situación como si estuvieras volando sobre ella, con perspectiva, porque no está en tu zona de influencia, y céntrate exclusivamente en decidir con que actitud vas a decidir vivirla y que acciones están en tu mano hacer para cuidar de ti y de tu familia.

2. El aprendizaje: cuando hemos asumido nuestro miedo, comenzamos a soltar el control y estamos listo para aprender a cultivar la presencia: saber lo que estamos sintiendo aquí y ahora, estar completamente consciente de todo lo que es, para poder empezar a convivir con ello. Admitimos lo que nos toca vivir, que es tan irreal y real. Se trata de volver a habitarnos, a tratarnos bien, a estar en nuestro centro e invertir en nosotros mismos. Estos simples principios de nos pueden servir de guía:

Viviendo una vida sin certezas: Gestión de la incertidumbre

Estar presente es observar, parar, respirar, observar a nuestro alrededor, sentir lo que sentimos, escuchar nuestro cuerpo, apreciar los olores, saborear gustos, y expresar libremente nuestras emociones, sensaciones o pensamientos. Poner atención a lo que nos rodea, apreciarlo y agradecer cada pequeña cosa que cada día nos regala la vida.

«Toda la negatividad es causada por una acumulación de tiempo psicológico y la negación del presente. El malestar, la ansiedad, la tensión, el estrés, la preocupación y todas las formas del miedo son causados por mucho enfoque en el futuro, y poca presencia. La culpa, el remordimiento, el resentimiento, la tristeza, la amargura, y todas las formas de la falta de perdón son causados por mucho enfoque en el pasado y poca presencia». Eckhart Tolle.

3. El crecimiento: según van pasando los días podemos ir analizando esas ideas que se están desarrollando en nosotros, esos nuevos pensamientos y sensaciones. Paramos para partir de ahí comenzar a buscar nuestro auténtico propósito en este mundo, nuestra determinación firme de hacer algo o, dicho de otro modo, la forma en que queremos aportar a esta sociedad, para que entre todos podemos contribuir a desarrollar una consciencia de unidad.

Encontrar tu propósito consiste en buscar ese valor que ofrecemos, eso que hacemos que tiene cierta trascendencia, que influye de alguna manera en la vida de otras personas, porque al final en esta última fase nos damos cuenta que nuestro bienestar está relacionado con el de los demás, de igual manera que está nuestro sufrimiento y el suyo. Por eso, este puede ser un gran momento para el agradecimiento. ¿Qué tal si comenzamos un diario de gratitud?

Existen numerosos estudios que han concluido que la gratitud entrega resultados integrales para quien la practique como hábito. Estos beneficios van muy ligados a la inteligencia emocional, pensamiento positivo, mejor salud, autoestima, foco y concentración, entre múltiples otros.

«RECONOCER LO BUENO QUE YA TIENES EN TU VIDA ES LA FUNDACIÓN DE TODA ABUNDANCIA». ECKHART TOLLE.

En conclusión, la gratitud genera un cambio de perspectiva sobre las experiencias adversas: notando el lado bueno de éstas y apreciando el aprendizaje, pues como hemos dicho la tolerancia a la ambigüedad y la incertidumbre, pese al duro sufrimiento, nos están en realidad abriendo un espacio para la exploración en el que podemos reconectarnos más profundamente.

Biografía de Maryam Varela:

Maryam Varela es experta en la aplicación práctica de la Inteligencia Emocional en el mundo empresarial. Lleva más de 25 años promoviendo, tanto en España como en Latinoamérica, la importancia de desarrollar El Coeficiente del Amor (LQ) en las organizaciones, junto con el coeficiente intelectual (IQ), el coeficiente emocional (EQ) pues es algo que «las máquinas nunca van a tener». Es autora de dos libros, El Mundo de las Emociones y Pasión, y coautora de Coaching Hoy.

«Las personas hemos de ser el CENTRO de la organización, no somos máquinas, tenemos almas, creencias y valores; somos creativos y estamos demostrando que podemos controlar a las máquinas. Cuenta en su haber más de quinientos talleres, conferencias y seminarios.

IMÁGENES DEL ARTÍCULO: ALEXANDRE-CHAMBON-UNSPLASH

Artículo publicado originalmente en https://contactcenterhub.es/viviendo-vida-sin-certezas-gestion-incertidumbre-2020-31-26036/

Publicado en General | No hay comentarios »

¿Qué tal un poco de ternura?

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

1 de abril de 2020

¿Qué tal un poco de ternura?

«Cuando me estreches en tus brazos no tengas mucha prisa, fíjate en las ciruelas en el otoño, que, estando maduras para la cosecha, tienen miedo a la fuerte tormenta, y lo que desean es un viento suave. Las prisas están reñidas con la ternura». (Bertold Brecht).

¡Qué bonito momento para recuperar nuestra parte tierna!. La ternura es la columna vertebral que sostiene la vida. Se encuentra en lo simple, en las pequeñas cosas del día a día. Todos somos tiernos por naturaleza. Mas no todos nos arriesgamos a mostrarnos delicados. Si no abrimos la puerta a nuestra vida a esta forma creativa de expresar los sentimientos, nunca comprenderemos lo que son los vínculos auténticos, los lazos amorosos y los encuentros verdaderos.

Todos los seres humanos somos seres en evolución, inacabados. Siempre podemos dar un paso adelante para ser la mejor versión de nosotros mismos. Mi sueño es contribuir a repoblar el mundo de ternura con el propósito de que las personas puedan volver a disfrutar la sensación del beso y del abrazo consciente, del estar, y vincularnos desde la veracidad. Todos necesitamos aderezos tiernos en nuestra vida. Sé que sonará utópico a los ojos de algunos. No me importa. Yo quiero vivir en un mundo en el que los seres humanos estén abiertos a la melosidad, los afectos y la sana estima. Cuando hemos aprendido a recibirla y darla, nos damos cuenta de que se halla presente en todas partes. Hacer cada acto de la vida con suavidad impregna nuestra vida de humanidad.

¿Te animas?

  • De todas las cosas que haces, ¿cuáles te nutren, cuáles incrementan tu sentido de estar vivo y presente?
  • ¿Qué actividades te aniquilan, te hacen sentir que simplemente sobrevives o existes?
  • Recupera en la memoria una situación donde alguien fue inmensamente tierno contigo. Toma consciencia del valor de ese acto: cómo actuó, qué fue lo que te dijo o hizo, cómo te sentiste, cuánto te ayudó. Y ahora piensa: ¿Qué puedes incorporar a tu vida de ese aprendizaje?
  • Piensa en una persona o situación que te cuesta aceptar, que quieres cambiar a toda costa, que empujas y presionas para que se modifique. Conecta con la ternura. Desde ahí presta atención a la persona y/o situación, dejando que el dolor se sane y puedas abrir nuevos caminos para desarrollar el vínculo.

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Recuperar el “ESTAR”

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

30 de marzo de 2020

Recuperar el “ESTAR”

Necesitamos «ESTAR» con certidumbre, no sólo conectados sino también presentes, no ausentes. Hemos de convertirnos en artistas del silencio, practicar el caminar, parar y respirar conscientes.

Esto no se aprende de un día a otro. Una buena pauta es que cada vez que nuestra mente se ponga a divagar, dirijamos nuestra atención a inspirar y espirar, de forma que podamos regresar al ahora para presenciar, contemplar y disfrutar del escenario. Sólo desde nuestro «HOGAR DE INMOVILIDAD Y SOSIEGO» podremos llegar a disfrutar el regalo maravilloso de los sonidos sutiles del ecosistema: el susurro de las hojas del viento, la caída de las gotas de lluvia, el zumbido de un insecto, el amanecer de los pájaros, la explosión multicolor de la primavera cálida, la tendencia inesperada del otoño. Entonces, sólo entonces, estaremos verdaderamente vivos, abiertos de corazón a la comprensión de todos los seres humanos.

La doctrina revolucionaria del «LOVE», por la que abogo, defiende el hacer las cosas cada una a un tiempo, desde la serenidad, para así experimentar cada momento que respiramos y poder vivir con sentido fidedigno, dejando que sea la propia vida la que nos vaya trayendo y llevando experiencias a cada rato, sin imposiciones, sin barreras. Simplemente fluyendo a su apetencia. Transitando con esta vivacidad podremos volver a recuperar los encuentros, las conversaciones sinceras, las escuchas auténticas. Celebrar lo que, sin engaño, nos importe y nos implique reunión.

  • ¿Cuánto hace que no paras, que no tomas conciencia de su respiración?
  • ¿Qué puedes hacer para aceptar plenamente el momento presente?
  • ¿Qué tal si permites que las cosas sean?

Mentalmente y de corazón permita que este momento sea exactamente como es y permítase ser exactamente como es.

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Limitar el tecnoestrés

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

28 de marzo de 2020

Limitar el tecnoestrés]

Es cierto que, en cierta medida, podríamos decir que lo digital ha invadido nuestras vidas de una manera profunda y rápida. Ni siquiera sabemos lo que hemos cambiado. Hemos abandonado nuestros principios de relación y convivencia.

Llevamos tiempo sin comunicarnos, sin interaccionar, ya apenas nos conocemos. Creemos que el uso que le estamos dando a las nuevas tecnologías nos facilitan la vida. Que nos ahorran trabajo y nos liberan. Pero en realidad sucede lo contrario.

Sin embargo, la tecnología nos conecta, pero no nos comunica, nos desvincula del otro, nos aísla y nos hace sentir muy solos. El uso que estamos haciendo de la tecnología nos está alejando de nuestras familias porque no puede reemplazar el contacto real. Todo lo que no produzca la sensación del vínculo comunicacional real, no nos ayuda. Igualmente, y esto es verdaderamente grave, nos hemos creído nuestras identidades falsas, esas que mostramos en las redes sociales, en las que todos nos mostramos «estupendamente» (sin problemas, felices y sonrientes) en búsqueda de un «ME GUSTA» efímero. Por desgracia, estas personalidades ficticias las podemos moldear en función de las diferentes modas. Por eso digo que es urgente cambiar el rumbo hacia horizontes verdaderos, hacia donde el tiempo sea tiempo, la vida sea real, no una mera exhibición digitalizada.

“Tengo la sensación de que los smartphones son como hechiceros que nos han hipnotizado, creando una Humanidad de seres distraídos y confusos”. (Rosa Montero).

  • ¿Qué uso le quieres tu dar?
  • ¿Qué acciones te ayudarían a conseguir tu objetivo?

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Espacios para la calma

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

27 de marzo de 2020

Espacios para la calma

Como todos sabemos, los últimos desarrollos tecnológicos han impregnado nuestra vida de un espejismo de la «inmediatez», que nos lleva a considerar como presente lo que aún está por venir. Por desgracia, nos estamos acostumbrando a ese narcótico llamado «YA», a satisfacer nuestros deseos de forma casi automática, a vivir en un contexto de urgencia. Esta situación de alerta constante tan dañina ha hecho que no paren de aumentar los casos graves de afecciones mentales asociadas al estrés –como la ansiedad o la depresión– y los accidentes cerebrovasculares como el ictus.

Es cierto que ahora nos toca vivir un mundo de eventualidades. No podemos frustrarnos, ni derrumbarnos ante las situaciones adversas. Vivir la realidad es saber esperar, relajarnos, pensar y desde ahí decidir en libertad cómo actuar, pues es en ese espacio de calma espiritual cuando todo fluye de forma natural.

La práctica danesa del «Hygge te puede ayudar»: Es sentarse frente a la chimenea en una noche fría, vestido con un grueso suéter de lana mientras bebes un vino caliente con azúcar y especias y acaricias a tu perro echado a tu lado. Practicar esta técnica de relajarse y sentirse «EN CASA» dondequiera que se encuentran, les ayuda a olvidar las preocupaciones de la vida.

  • ¿Qué tal si incorporas en tu vida un poco de hygge?

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

La balanza del dar y tomar

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

26 de marzo de 2020

La balanza del dar y tomar

Todo lo que haces a los demás, te lo haces a ti mismo. (Erich Fromm).

Creo que este puede ser un confinamiento especial para reflexionar sobre la reciprocidad de la vida: recibimos aquello que emitimos. La energía que ha sido desprendida desde el afecto y la bondad siempre regresa, llega en el momento, y a veces en el lugar, menos esperado y de las personas más insospechadas. Por el contrario, cuando hemos sembrado nuestro medio emocional de violencia o contaminación tóxica, padecemos las consecuencias de la desazón, la iracundia y el tormento.

La balanza del dar y tomar

Como claramente queda reflejado en esta historia, ambas energías están en nuestras manos, libres somos de elegir cuál queremos sustentar:

Una noche un anciano indio cherokee le contó a su nieto la historia de una batalla que tiene lugar en el interior de cada persona. Le dijo: «Dentro de cada uno de nosotros hay una dura batalla entre dos lobos. Uno de ellos es un lobo malvado, violento, lleno de ira y agresividad. El otro es todo bondad, amor, alegría y compasión». El nieto se quedó unos minutos pensando sobre lo que le había contado su abuelo y finalmente le preguntó: «Dime, abuelo, ¿cuál de los dos lobos ganará?». Y el anciano indio respondió: «Aquél al que tú alimentes».

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Gestionar la sobreinformación

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

25 de marzo de 2020

Gestionar la sobreinformación

Llevamos varios años queriendo aprender a lidiar con los excesos de información, tanto que andamos con las mentes saturadas, cansadas y con altos niveles de ansiedad. Cada vez que abrimos el email tenemos un sin número de noticias o referencias por leer. Cuando una jornada decidimos dedicarla a ponernos al día, de nada vale, pues al día siguiente todo vuelve a empezar, otros 100, 200 o incluso 1000 emails nuevos, es un círculo vicioso que no acaba nunca.

Ahora para colmo se mezcla, con el sensacionalismo de los medios y los alarmantes mensajes de WhatsApp que nos están generando muchísimo estrés.

Sin embargo, algo siempre está en tu lado, tú decides lo que quieres hacer, ver y leer;

  • ¿Cuál es tu pensamiento estresante? Piensa en esos pensamientos que se inician con un «tengo que…» o «debería hacer…».
  • ¿Cómo podrías cambiar esta afirmación?: una vez señalemos el pensamiento que nos genera el malestar, podemos darle una vuelta para que no nos provoque una respuesta negativa.
  • ¿Cómo puedes dosificar la consulta de información?
  • ¿Qué fuentes eliges consultar?

No dudes en contactarme y contarme tú como lo ves: maryam@elmundodelasemociones.com o teléfono +34 609840078

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Mi comunicación

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

24 de marzo de 2020

Mi comunicación

Ya casi ni hablábamos. Con saber de las personas a través de las redes sociales, parecía que teníamos suficiente sensación de cercanía, y sino para eso estaba el wasap en el que aprendimos a resumir la belleza de un “besos” con “bs” o un emoticono con labios o peor aún la del “te quiero” por un “tq” con corazón, como si no tuviéramos tiempo para pronunciar ya palabras bonitas, de esas que realmente llegaban al corazón y le sanaban.

Hoy nos hemos dado cuenta que todo ese mundo virtual era ficticio, que hacía muchísimo que no dedicábamos verdadero tiempo a las personas, que nos comunicábamos de forma automatizada, que apenas hablábamos más que de los cotidiano, las conversaciones profundas sobre nosotros, sobre nuestros sentimientos y nuestros sueños, las habíamos alejado de nuestro lado.

Es ahora, en esta coyuntura especial que comprendemos que las personas necesitamos tiempo de dedicación, que las relaciones interpersonales requieren de atención, que somos cada uno de nosotros los responsables de construir relaciones sólidas, verdaderas y profundas. El afecto no se negocia ni se compra, se edifica con mimo día a día.

  • ¿Qué vas a cambiar, a partir de ahora, en tu forma de comunicarte?
  • ¿Con quién tienes pendiente una bonita conversación?

Hoy quiero invitarte a recogerte en la calma para poder evaluar como tú estás viviendo lo que está ocurriendo y animarte a pensar qué podemos aprender de todo ello.

Me encantaría que lo pudiéramos compartir: maryam@elmundodelasemociones.com

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »

Mi familia

El diario de Maryam: 'Lo que no tengo a quien contar'

23 de marzo de 2020

Mi familia

Últimamente sólo pensábamos en nosotros mismos, vivimos la vida, aunque en compañía, de modo individual. Nuestras familias estaban un tanto dejadas de lado, no les dábamos el valor que les correspondía. Se compartía como meros compañeros de piso o en exclusividad con la familia nuclear, la familia de origen si recibía una visita cada quince días ya podía darse con un canto en los dientes. Estábamos siendo realmente injustos con nuestros ascendentes y sobre todo muy desagradecidos.

Cada cual que haga su propia reflexión.

  • ¿Qué tiempo de calidad decides dedicar a tus hijos?
  • ¿A tu familia?
  • ¿Qué planes deseas compartir con ellos cuando todo esto termine?

Hoy quiero invitarte a recogerte en la calma para poder evaluar como tú estás viviendo lo que está ocurriendo y animarte a pensar qué podemos aprender de todo ello.

Me encantaría que lo pudiéramos compartir: maryam@elmundodelasemociones.com

Publicado en El Diario de Maryam | No hay comentarios »